Hackear facebook- Consejos para evitar que te ocurra

¿Sabías que una de las búsquedas más comunes en Google es «cómo hackear Facebook«? Tal vez te sorprenda, pero la verdad es que son muchas las personas que tienen en común dicho interés. Esto no solo es la máxima tentación de los celosos, los hackers también tienen interés en los perfiles en redes sociales. Así que, ten cuidado porque podrías terminar siendo tú la persona engañada. 

La finalidad de dicha información no es alarmarte, sino exhortarte a que tomes en cuenta las diferentes medidas que evitarán que esto pueda ocurrirte. Aunque no lo crees, sí existen formas eficaces de neutralizar el ataque de los hackers y no requieren que descargues programas o te conviertas en un experto en informática. De hecho, son muy sencillas, algunas de ellas son las siguientes:

– Evita abrir tu perfil en ordenadores o móviles ajenos: tan sencillo como que te olvides cerrar tu sesión. Así de simple sería para la otra persona, tener acceso a tu perfil, consultar tu información y utilizarla en tu nombre.

– Crea un correo electrónico específico para Facebook: aunque parezca tedioso, es recomendable que hagas una distinción entre una dirección email que facilitas a amigos y demás personas y la que utilizas para registrarte en una red social. La razón es muy sencilla, si nadie la conoce, no podrán hackearte a través de la opción «olvidó su contraseña», ni te expondrás a abrir mensajes maliciosos.

– Refuerza la configuración de tu cuenta: existen muchas medidas que Facebook pone a tu disposición para garantizar tu privacidad y seguridad. Una de las más populares, es controlar el tipo de personas que puede ponerse en contacto contigo, pero hay muchas otras que también te ayudarán.

Como puedes ver, mantener tu seguridad informática es más simple de lo que parece. Sin embargo, ninguna de las medidas preventivas será eficaz, si tú no estás atento en ponerlas en práctica. De ti depende, que tu ordenador, móvil y demás equipos, estén libres de las trampas diseñadas por las personas malintencionadas.

Deja un comentario